Qué son los parásitos intestinales?

Los parásitos intestinales son aquellos que viven y se reproducen en el tracto gastrointestinal. Se pueden alimentar del contenido intestinal o de la sangre del hospedador al adherirse a las paredes intestinales. Son varios los tipos de parásitos que pueden infestar a perros y gatos.

• Los más conocidos son los vermes (“gusanos” o “lombrices”) de los cuales las principales clases que parasitan a los mamíferos son: los redondos (Nematodes) y los chatos o tenías (Cestodes).

• Otro tipo de parásitos importantes son los protozoos (organismos unicelulares), entre los cuales se encuentran las Giardias.

¿Mi familia corre riesgo de infestarse con los parásitos intestinales de mi mascota?

La mayoría de los parásitos intestinales, son de carácter zoonóticos, es decir, pueden ser transmitidos de los animales a las personas. Los huevos de los parásitos al ser excretados en las heces, pueden ser esparcidos en el hogar, parques y jardines.

• Cada día se podrían estar excretando miles de huevos al medio ambiente. Es muy difícil saber cuándo sus hijos están en riesgo.

• Generalmente estos huevos no pueden ser vistos a simple vista y llegan a sobrevivir durante años a la espera de un huésped viable.

Es fundamental que perros y gatos sean desparasitados regularmente, para asegurar una responsable convivencia.

Clase Nemátodes (Gusanos Redondos)

Son los parásitos intestinales más frecuentes, principalmente en animales jóvenes.

Toxocara spp:

Existen varias vías de transmisión.
• Los cachorros puede infectarse con este parásito durante la gestación (vía endouterina), a través de la lactancia y/o a través del medio ambiente.

• En infestaciones severas se puede observar retraso en el crecimiento, mal estado de salud y aumento del tamaño del vientre, con posibilidades de que ocurra la muerte de la mascota.

Ancylostoma:

El Ancylostoma caninum infesta al perro y a otros cánidos. En ocasiones puede infestar al gato y posee carácter zoonótico, generando en humanos la anquilostomiasis.

• Las formas adultas excretan los huevos mediante las heces del hospedador. Los huevos en el suelo se desarrollan, la larva eclosiona y pasa por tres estadios larvarios antes de ser infestantes. Puede ingresar al huésped, (definitivo o intermediario) a través de la ingestión o por vía cutánea.

• También se produce infestación intrauterina y/o a través de la leche en los cachorros lactantes. Tras la ingestión por el perro o el gato, la mayoría de las larvas llegan directamente al intestino, se desarrollan en adultos y comienzan a reproducirse. Sin embargo, algunas larvas inician una migración a través de distintos órganos (larva migrans) hasta alcanzar la boca del hospedador, para ser tragados nuevamente.

• Durante esta migración las larvas migrans, pueden enquistarse en músculos, grasa u otros tejidos y permanecer en latencia por tiempo indefinido. (Ver figura 2)

Trichirus spp:

Posee un ciclo biológico directo (un solo hospedador). El órgano principal donde vive y se reproduce el parásito adulto es el intestino grueso (ciego y colon).

• Los huevos de Trichuris no son infestivos cuando son excretados por las heces. La larva se convierte en infestiva dentro del huevo durante su estadía en el medio ambiente. Posteriormente, los huevos con larvas infestivas entran en contacto con el hospedador a través de pastos, aguas u otros alimentos contaminados.
Una vez consumidos, las larvas son liberadas y maduran en el intestino delgado, antes de trasladarse al ciego donde completan su desarrollo a adultos (Ver figura 3).
• El Trichuris vulpis infesta al perro y a otros cánidos. Se presenta de forma ocasional en gatos y es de carácter zoonótico. Eventualmente es posible encontrar T. vulpis adultos, en los intestinos de los seres humanos.

Clase Cestodes (Gusanos chatos)

Dipylidium caninum

Entre los cestodes, el Dipylidium caninum, es la tenia más común del perro. En gatos, el Dipylidium caninum se presenta de manera ocasional. La excreción de sus huevos se realiza por las heces a través de segmentos vivos llamados proglótides grávidos. Una vez excretados, estos proglótides son visibles a simple vista.

Durante infestaciones severas, se puede evidenciar anemia en las mascotas, debido a la alimentación a base de sangre del Dipylidium caninum, a través de la pared intestinal.

• Las pulgas y en menor proporción los piojos participan como transmisores (hospedador intermediario) en el ciclo de vida de este parasito. (ver figura 4). Por ello, es importante aplicar tratamientos contra pulgas y piojos regularmente, además de los tratamientos paraciticidas internos.

• La línea Dominal ofrece una efectiva solución contra los ectoparásitos (pulgas, piojos y garrapatas) de tu mascota.

Para conocer más del producto, haga click aquí:

Echinococcus granulosus

Pertenece a la clase Cestodes. Es el causante de la enfermedad hidática en humanos.
•Su ciclo biológico comienza cuando un canido, generalmente un perro, ingiere órganos parasitados con quistes hidatídicos de huéspedes intermediarios tales como ovejas, cabras, vacas y cerdos. Una vez infestado, el perro elimina por las heces proglótides grávidos, que contaminan el medio ambiente.

• El hombre es un huésped intermediario accidental, se infesta al ingerir huevos viables por contacto directo con el perro parasitado o a través de la ingesta de agua, verduras o frutas contaminadas. La hidatidosis es una de las zoonosis con mayor prevalencia en América del Sur.

Distribución del Echinoccocus granulosus y de la Hidatidosis (Equinocosis) a nivel mundial, 2009.

Fuente: World Health Organization Map Production: Control of Neglected Tropical Diseases (NTD)World Health Organization.http://gamapserver.who.int/mapLibrary/Files/Maps/Global_echinococcosis_2009.png

Giardia spp.

Las giardias son protozoarios (organismos microscópicos unicelulares) flagelado, que parasitan el intestino delgado de perros y gatos. La infección se denomina giardiasis y es de carácter zoonótico.

• Es una enfermedad que actualmente provoca serios problemas en caninos y felinos por igual, tanto en hogares como en criaderos y refugios. La giardia tiene dos formas: trofozoíto y quiste. Presenta un ciclo biológico directo: la mascota se infesta por la ingestión de quistes, que fueron expulsados a través de las heces de algún animal previamente infestado. Estos quistes son una fuente de contaminación ambiental, pueden ser infestantes durante semanas e incluso por más tiempo cuando contaminan las aguas.

• Una vez en el intestino, del quiste emerge el trofozoíto, el cual posee flagelos que le permite movilizarse a través del tracto intestinal. Los trofozoítos se alimentan, se multiplican y posteriormente se transforman en quistes para ser excretados por las heces y así continuar con el ciclo. (ver figura 6).

Construyendo conocimiento